El primero en calidad

Cuando se fundó Windy Boats en 1966, nuestros primeros barcos deportivos establecieron nuevos estándares de rendimiento y artesanía. 50 años después, seguimos impulsados por la necesidad de ser los mejores. Todos las embarcaciones Windy llevan el sello de calidad sin compromiso, basándose en cinco décadas de excelencia en la construcción de embarcaciones y en siglos de herencia marinera escandinava. En pocas palabras, construimos mejores barcos porque somos Windy. Está en nuestro ADN.